TOP 5 POSTS
  1. Jornadas de puertas abiertas colegios Madrid curso 2017/2018
  2. Matronatación
  3. ¿Cómo elegir colegio?
  4. Jornadas de puertas abiertas colegios Madrid curso 2015-2016
  5. Escuela infantil El mundo de Mozart
ACTIVIDADES

Colecciones de cromos

¿Tienes un niño o niña que coleccione cromos? si no es así se puede decir que eres afortunado o afortunada porque un niño que esté haciendo una colección es un peligro para tu bolsillo y puede llegar a serlo para tu paciencia.

Hace unos meses mi hijo empezó a coleccionar las cartas de “Invizimals”. Los Invizimals son unos seres raros que evolucionan y luchan entre ellos aunque nunca los he visto en acción, es decir no sé de donde han salido esos personajes  pero puedo asegurar que a los niños de más de cinco años les vuelven locos. También he comprobado que hay otras colecciones que están de moda: las niñas ahora están locas por las Monster High y también siguen teniendo mucho tirón las colecciones de fútbol.

Bueno, la historia es que después de comprar sobres y sobres de cartas y dejarnos un dinero, un sobre de los citados Invizimals cuesta 1 € y en él vienen sólo 6 cromos, nos comentaron que en la Plaza de Quintana de Madrid, en Ciudad Lineal, desde hace muchos años todos los domingos se reúne la gente para intercambiar cromos, así que para allá nos fuimos con el niño y los cromos para ver qué es lo que veíamos….. Y ¡¡¡ madre mía, nos quedamos alucinados !!!, cuando llegamos allí la plaza estaba abarrotada de niños, niñas, padres y madres en busca del cromo perdido. Fue curiosísimo comprobar como los niños en cuanto ven a otro niño con cromos en la mano de su colección le paran, le dicen si quieren cambiar, y allí se intercambian los cromos de una manera asombrosa. A mí me resultó muy curioso y útil porque en un par de domingos en Quintana hemos conseguido más cromos que comprando sobres durante varias semanas. Eso sí, en cuanto termine la colección espero que pase mucho tiempo hasta que vuelva a comenzar otra porque lo que empezó siendo divertido se está convirtiendo en una pesadez después de tanto tiempo.

No sé si en Madrid hay más sitios en los que sucede lo mismo que en Quintana, igual sí, y seguro que en otras ciudades también existe algún punto de encuentro para intercambiar cromos. Desde luego a mí me ha parecido muy curioso y por eso quería comentarlo en este espacio porque estoy segura que igual que nosotros hay muchos peques y padres que están locos con las colecciones de cartas.