TOP 5 POSTS
  1. Jornadas de puertas abiertas colegios Madrid curso 2017/2018
  2. Matronatación
  3. ¿Cómo elegir colegio?
  4. Jornadas de puertas abiertas colegios Madrid curso 2015-2016
  5. Escuela infantil El mundo de Mozart
ACTIVIDADES

Presevar el medio ambiente

Actualmente vivimos en una sociedad en la que el derroche, tanto económico como energético y de recursos, está a la orden del día por lo que deberíamos meditar si queremos que nuestros hijos vean estas acciones como algo normal y sigan contribuyendo al deterioro del medio ambiente. Esta reflexión nos hace pensar que es necesario que desde pequeños, y empezando por nuestra casa, intentemos inculcar a los niños una serie de hábitos para que hagan un consumo más responsable a la vez que colaboran con el medio ambiente. A continuación relaciono una serie de acciones que podemos enseñar a diario a los pequeños intentando que lleguen a ser un hábito para ellos:

  • Apagar las luces de las habitaciones en las que no estemos. A veces los niños, y los mayores, vamos encendiendo todas las luces de todas las estancias por las que vamos pasando sin apagarlas cuando ya no estamos en ellas. Es importante que los niños sepan que no es necesario que estén encendidas todas las luces de la casa si solo estamos en una de las habitaciones.
  • No abrir continuamente la nevera ni dejarla abierta mucho tiempo. Tanto los niños como los mayores debemos saber que a la nevera solo se va cuando queramos coger algo que sabemos que está allí, intentando no tener la puerta abierta innecesariamente pues así haríamos que el frigorífico gaste más energía.
  • No tener la tele encendida mucho tiempo. Con esta acción, además de ahorrar energía, hacemos que los niños dediquen más tiempo a jugar con nosotros o con sus hermanos, a pintar o a leer cuentos que, sin duda son acciones que poco a poco vamos relegando.
  • Lavarnos los dientes y las manos sin necesidad de que el grifo esté abierto todo el rato. Debemos enseñar a los niños a ahorrar agua explicándoles que no es necesario que mientras nos cepillamos los dientes o nos enjabonamos las manos se esté derrochando agua, agua que en periodos de sequía es escasa.
  • Separar los residuos en casa. Desde pequeños podemos enseñar a los niños a reciclar correctamente los residuos, teniendo en casa un cubo de basura con varios compartimentos. Así les podemos decir que en la parte grande del cubo deben echar las latas, yogures, bricks de leche, envoltorios,….. y en la parte pequeña sobre todo restos de comida. Ya si tenemos una zona en la que depositar los periódicos, papeles o incluso cartones sería ideal para que el reciclado fuera completo.
  • Subir más en metro y autobús. Seguro que muchos de nuestros niños casi nunca han montado en esos medios de transporte. Podemos probar a ir a algunos sitios en transporte público, seguro que los niños lo pasarán fenomenal y nosotros podremos ahorrar combustible y evitar que nuestro vehículo contamine la atmósfera de nuestra ciudad.